lunes, 15 de septiembre de 2008

"Hijo de puta" hay que decirlo más...

A pesar de mis variados y claros gestos avisando mis próximas maniobras para estacionar, el tachero de mierda no se dignó a esperar en el lugar que le correspondía, y avanzó, dejándome muy poco espacio para desenvolverme correctamente. Frente a mi maniobra número tres, conductor y pasajero comenzaron a reír, "De qué te reís pelotudo?" dije en voz un poco bastante fuerte, teniendo en cuenta que me encontraba en la puerta de mi casa, probablemente a la vista del portero, verdulero, carnicero etc...
Logro estacionar y el taxi pasa junto a mí, en ese instante el infame pasajero, uniéndose al conductor por la única lealted que les nace desde la poronga viejita y olorosa, me grita desde una sonrisa socarrona
-"Quién te enseñó a estacionar?"- Y le conteste:

- Tu vieja en tanga después de cogérmela, hijo de puta!

Los bolivianos del mercado de enfrente de casa me miraban inmóviles.





2 comentarios:

Sota dijo...

Jajajaja...NoTaBle tu salida!(Así se le llama acá).

Me encanta el "Hiiiijo que puuuuta!!".

Por estos días, Bonini, ha implantado una puteada argentina que nos ha marcado hondo...

"Y la conchadetuhermana!!!"...notable.

Quiero ir a Argentina y sumergirme en tan hermoso y sublime idioma. Que daría por vivir un rato por allá.

Saludos Male.

Irreal dijo...

No me gusto el "bolivianos" despectivo, me parece muy de mas el gentilicio. Fuera de eso me reí como siempre.
Saludos